preguntas para empresas

Los Japoneses han demostrado ser grandes estrategas comerciales lo cual les permite construir y consolidar sus empresas hasta alcanzar el éxito no solamente en su mercado local sino más allá de sus fronteras.

Los Japoneses poseen estrategas naturales o instintivas, que quizás nunca tomaron un curso o leyeron algún libro sobre estrategias, pero que tienen un conocimiento intuitivo de lo que son los elementos básicos del proceso estratégico.

Algunos secretos de los Japoneses en los negocios:

– El concepto de corporación: seguramente por las guerras que han tenido que enfrentar, los Japoneses se han convertido en verdaderas comunidades productoras donde los valores de productividad se fundamentan en el empleo de por vida, la remuneración equitativa, promociones por antigüedad y en la capacidad de brindar participación a los empleados como socios del negocio.

– La relación es lo más importante en el proceso de negociación. El principio número uno en el éxito de las empresas Japonesas consiste en visualizar y valorar la negociación como un proceso que va desde la pre-negociación hasta la post-negociación con la misma importancia ya que a través de estos procesos se consolida la relación comercial.

– El respeto como principio fundamental: si no es tuyo debe ser de alguien. Si esta pluma te la encontraste en un escritorio debe ser de alguien, entonces devuélvela. Si te encuentras con un reloj o un anillo y no es tuyo, debe ser de alguien, si te encuentras una cartera tirada en la calle y no es tuya, debe ser de alguien y si te encuentras en una fiesta una señora, y no es tuya debe ser de alguien.

Los secretos de la productividad: Ni exceso de hombres trabajando, ni exceso de equipos en uso, ni exceso de existencias: fábricas mínimas pero flexibles gracias a los subcontratos. Todo lo que sea necesario para mantener sus costos al mínimo.

– El valor del ser humano: A diferencia de los países occidentales donde se da mucho énfasis al desarrollo tecnológico y a la investigación científica, los Japoneses le dan especial importancia al valor de la persona. Invierten gran cantidad de recursos a investigar cómo se debe tratar y organizar a los individuos en el trabajo. Si una sola cosa aprendiéramos de ellos, esto sería de gran valor.

– La mejora continúa: Los Japoneses creen filosóficamente en la mejora continua. Esto habla de que todo lo que hacemos se puede mejorar siempre. Lo que hago hoy, lo puedo hacer mejor mañana. Cada proceso por muy pequeño que parezca puede ser mejorado.

– El Management Japonés: con su particular estilo basado en los valores culturales de respeto hacia la persona, los gerentes japoneses se aseguran de que su gente tenga estabilidad laboral y lugares de trabajo dignos y productivos lo cual promueve la lealtad y por tanto permanecen en sus empleos por muchos años.

– Se enfocan en los procesos en lugar de en los resultados: seguramente uno de los paradigmas más impactantes en relación a la cultura occidental. Ser rápido e imperfecto, es mejor que ser perfecto pero atrasado. Las soluciones tienen valor cuando están implantadas. Promueven las ideas en la organización y se valoran. Constantemente se preguntan ¿Por qué?

– Reconocen tres tipos de problemas: los descubiertos que aparecen porque algo está fallando, los enterrados que son aquellos que la empresa busca en forma proactiva para que no ocurran inesperadamente en el futuro y los creados, que se producen al evaluar sistemáticamente los productos, servicios y procesos de trabajo de otras empresas líderes para incorporarlos como suyos.

– Más que copiar inventan. Los japoneses son especialmente creativos y consideran que diseñar productos nuevos les representara a largo plazo mayor rentabilidad que simplemente «copiar».

También te puede gustar

Cómo calcular el punto de equilibrio de un negocio paso a paso

Explicamos la fórmula para determinar el punto de equilibrio de tu negocio paso a paso, en un determinado lapso de tiempo.